Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

1.- Los herederos del mundo venidero son Abraham y su simiente o descendencia

Texto probatorio:

Romanos 4:13: Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino por la justicia de la fe.

2.- Cristo es la simiente de Abraham

Texto probatorio:

Gálatas 3:16: Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, LA CUAL ES CRISTO.

2.- La simiente de Abraham también lo conforman todos los que “SON DE CRISTO”

Texto probatorio:

Gálatas 3:29: Y si vosotros SOIS DE CRISTO, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

3.- Todos los que SON DE CRISTO (la otra simiente de Abraham por la fe) resucitarán en la venida de Cristo.

Texto probatorio:

1 Corintios 15:23: Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que SON DE CRISTO, en su venida.

4.- Esto significa que toda la simiente de Abraham es considera como los hijos de Dios y son también los coherederos del mundo venidero con el patriarca Abraham y Cristo, la simiente principal.

Texto probatorio:

Romanos 8:17: Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y COHEREDEROS con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

5.- Heredar el mundo venidero no significa llegar a ser un mero súbdito o siervo  de ese  mundo del futuro, sino un ejecutivo o funcionario real en él. Sabemos, por otro lado, que Cristo, la simiente principal de Abraham, recibirá todos los reinos de este mundo para regirlos con vara de hierro. Por tanto, los coherederos no pueden recibir menos que eso.

Texto probatorio:

Apocalipsis 11:15: El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los REINOS DEL MUNDO han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.

Comentario final para la Reflexión responsable:

¿Eres tú de Cristo, estimado hermano? ¿Realmente esperas tú de corazón resucitar en la venida de Cristo? Si tu respuesta es que sí, entonces tú eres parte de la simiente de Abraham que coheredará el mundo venidero de justicia. Esto implica que el Señor Jesucristo, Abraham, tú, y todos los demás que SON DE CRISTO, tendrán el dominio de los reinos del mundo del futuro, cuando se establezca el reino de Cristo en la tierra.

Más Textos probatorios:

Daniel 7:18: Después recibirán el reino LOS SANTOS DEL ALTÍSIMO, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

Daniel 7:22: hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a LOS SANTOS DEL ALTÍSIMO; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

Santiago 2:5: Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y HEREDEROS del reino que ha prometido a los que le aman?

Salmos 37:9: Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en Jehová, ellos HEREDARÁN LA TIERRA.

Salmos 37:11: Pero los mansos HEREDARÁN LA TIERRA, Y se recrearán con abundancia de paz.

Salmos 37:22: Porque los benditos de él HEREDARÁN LA TIERRA; Y los malditos de él serán destruidos.

Salmos 37:29: Los justos HEREDARÁN LA TIERRA, Y vivirán para siempre sobre ella.

Pensamientos adicionales:

 Los cristianos hemos sido COMPRADOS POR PRECIO, lo que quiere decir que ya no nos pertenecemos a nosotros mismos, sino a Dios. Esto lo dice muy claramente Pablo en  1 Corintios 6:20: “Porque habéis sido COMPRADOS por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales SON DE DIOS”. Y si somos de Dios, lo somos también de Cristo, ya que él dijo: Juan 17:10: y todo lo mío ES TUYO, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.